Etiqueta: Desempeño económico

La decepción del PIB mexicano

Llevamos varias semanas en las que se han publicado indicadores que no dejan lugar a dudas de que la economía mexicana no marcha bien. La semana que recién concluye tocó el turno al dato revisado de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) durante el segundo trimestre de 2019. Y si bien, el dato preliminar alarmó a muchos, el dato revisado pues resultó peor. En esta entrega hacemos un análisis detallado de la composición del PIB nominal, así como del crecimiento del PIB real en el segundo trimestre de 2019; pero antes de ello haremos un breve recuento del crecimiento del PIB en los dos primeros trimestres de los sexenios más recientes.

Crecimiento porcentual promedio real anualizado del PIB en el primer semestre de cada sexenio (utilizando cifras originales, sin desestacionalizar):

– Carlos Salinas de Gortari: +3.4%

– Ernesto Zedillo Ponce de León: -5.3%

– Vicente Fox Quezada: +0.2%

– Felipe Calderón Hinojosa: +2.0%

– Enrique Peña Nieto: +1.4%

– Andrés Manuel López Obrador: +0.2%

PIB 83-19

Con esto en mente, ahora analizamos los datos actuales.

Distribución porcentual del PIB nominal

De acuerdo con el INEGI, en el segundo trimestre de 2019 el PIB nominal de México anualizado sumó 24.286 billones de pesos corrientes, si a esta cantidad le quitamos los impuestos a los productos (IVA, Impuestos Especiales y otros impuestos similares) por 1.396 billones de pesos, nos queda el valor agregado bruto a precios básicos, el cual fue de 22.890 billones de pesos en dicho trimestre.  Esta última cantidad es la que verdaderamente representa el valor anualizado de los bienes y servicios producidos por la economía durante los meses de abril a junio de este año. (Nota: Es importante aclarar que un PIB de 24.286 billones de pesos no significa que se hayan producido bienes y servicios por dicho valor en el trimestre, el verdadero valor sería de dicha cantidad dividida entre cuatro trimestres, o sea de 6.0715 billones de pesos, solo que por metodología mundial de cuentas nacionales se presenta el dato del PIB de manera anualizada).

Industria_de_la_ConstrucciónAhora, respecto a la distribución porcentual del PIB anualizado nominal durante el segundo trimestre de 2019, tenemos que los Impuestos a los productos representaron el 5.7% del PIB, el valor de las Actividades primarias fue de 3.5% del PIB, las Actividades secundarias representaron el 30.3%, mientras que las Actividades terciarias fueron equivalentes al 60.4% del PIB. Con estos datos queda claro que la economía mexicana es una claramente terciarizada, es decir, que tiene un énfasis principal en el comercio y los servicios.

Las actividades primarias consisten de las actividades de Agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza, y como ya se señaló, éstas actividades representaron el 3.5% del PIB.

Las actividades secundarias, que es la industria nacional, representaron menos de una tercera parte del PIB. Su participación estuvo conformada de la siguiente manera (en paréntesis se indica el porcentaje respecto del PIB total que cada actividad representa): Minería (3.9%); Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (2.1%); Construcción (7.1%) e Industrias manufactureras (17.2%).

Las actividades terciarias representaron el 60.4% del PIB, y este porcentaje estuvo conformado de la siguiente manera (en paréntesis se indica la participación porcentual de cada actividad en el PIB total): Comercio al por mayor (9.1%); Comercio al por menor (9.6%); Transportes, correos y almacenamiento (6.3%); Información en medios masivos (1.5%); Servicios financieros y de seguros (3.9%); Servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles (9.9%); Servicios profesionales, científicos y técnicos (1.9%); Corporativos (0.5%); Servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación (3.5%); Servicios educativos (3.7%); Servicios de salud y de asistencia social (2.1%); Servicios de esparcimiento culturales y deportivos, y otros servicios recreativos (0.4%); Servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas (2.3%);  Otros servicios excepto actividades gubernamentales (1.9%); y Actividades legislativas, gubernamentales, de impartición de justicia y de organismos internacionales y extraterritoriales (3.8%).

Crecimiento porcentual del PIB real

Con cifras originales publicadas por el INEGI, vemos que en el comparativo del segundo trimestre de 2019 respecto del mismo trimestre de 2018, el PIB total decreció -0.8% en términos reales. De esta manera, el crecimiento anualizado real del PIB durante el primer semestre de 2019 fue de 0.20%.

La evolución del PIB en el segundo trimestre de 2019 se derivó de que en dicho periodo el PIB real de las actividades primarias aumentó 1.4%, el de las actividades secundarias cayó -3.0%, mientras que el de las actividades terciarias se mantuvo sin cambio con una variación de 0.0%. A continuación se detalla la evolución de cada una de estas actividades.

En cuanto a las actividades primarias, vemos que en el comparativo del segundo trimestre de 2019 respecto de los mismos meses de 2018, la Agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza aumentó su PIB en 1.4% en términos reales.  Cabe señalar que esta actividad creció 5.7% anualizado en el primer trimestre de 2019, por lo que se aprecia una clara desaceleración.

manufacturaLa caída de -3.0% en el PIB de las actividades secundarias se debe a que la Minería cayó -7.8%; la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final aumentó 0.7%; la Construcción se desplomó -6.9%; mientras que las Industrias manufactureras retrocedieron -0.2%. Respecto a esta evolución, cabe señalar que la Minería acumula 26 trimestres consecutivos con caídas anualizadas, mientras que la Construcción acumula tres trimestres consecutivos con disminuciones anualizadas. Por su parte, las Industrias manufactureras presentan su primera caída desde el primer trimestre de 2018, cuando éste cayó -0.4%.

La evolución las actividades terciarias durante el segundo trimestre de 2019 se debe al siguiente comportamiento (en paréntesis se indica la variación real respecto al mismo trimestre de 2018):  Comercio al por mayor (-4.0%);  Comercio al por menor (2.1%); Transportes, correos y almacenamiento (0.5%); Información en medios masivos (-5.0%); Servicios financieros y de seguros (2.1%); Servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles (1.0%); Servicios profesionales, científicos y técnicos (-2.7%); Corporativos (-5.0%); Servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación (5.8%); Servicios educativos (-1.7%); Servicios de salud y de asistencia social (1.2%); Servicios de esparcimiento culturales y deportivos, y otros servicios recreativos (0.3%); Servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas (2.1%); Otros servicios excepto actividades gubernamentales (3.6%); y Actividades legislativas, gubernamentales, de impartición de justicia y de organismos internacionales y extraterritoriales (-3.8%).

Respecto a las actividades terciarias, se debe señalar que tanto los Servicios corporativos, como las Actividades legislativas, gubernamentales, de impartición de justicia y de organismos internacionales y extraterritoriales, acumulan tres trimestres consecutivos con caídas.

Crecimiento porcentual del PIB real de la Industria manufacturera

7b1aProfundizando en el comportamiento del PIB, en este apartado analizamos el comportamiento de la industria manufacturera. Como ya se señaló, en el segundo trimestre de 2019, el PIB de las industrias manufactureras cayó -0.19% en términos reales. Este comportamiento es producto de la siguiente evolución en cada una de las ramas manufactureras (en paréntesis se indica el porcentaje de variación respecto al segundo trimestre de 2018): Fabricación de equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos (7.0%); Fabricación de equipo de transporte (5.1%); Industria alimentaria (1.4%); Otras industrias manufactureras (0.9%); Industria de las bebidas y del tabaco (0.5%); Industria de la madera (-0.3%); Fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica (-1.5%); Fabricación de productos textiles, excepto prendas de vestir (-1.6%); Industria del papel (-1.6%);  Industria química (-3.2%); Fabricación de productos a base de minerales no metálicos (-3.7%); Fabricación de maquinaria y equipo (-3.7%); Fabricación de insumos textiles y acabado de textiles (-4.4%); Industria del plástico y del hule (-4.6%); Fabricación de muebles, colchones y persianas (-5.3%); Industrias metálicas básicas (-5.5%); Curtido y acabado de cuero y piel,  y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos (-5.6%);  Fabricación de prendas de vestir (-6.6%); Fabricación de productos metálicos (-11.9%); Fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón (-12.7%); e Impresión e industrias conexas (-18.4%). Como puede apreciarse, de las 21 ramas de actividad de la industria manufacturera, 16 presentaron disminución en el segundo trimestre de 2019.

Por su parte, las ramas de actividad manufacturera que ya se encuentran en recesión técnica al acumular dos o más trimestres consecutivos con caída en su PIB son las siguientes (en paréntesis se indica el número de trimestres consecutivos con disminuciones): Fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón (22); Industria de la madera (7); Curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos (4); Industrias metálicas básicas (4); Fabricación de productos a base de minerales no metálicos (3); Fabricación de productos metálicos (3); Fabricación de insumos textiles y acabado de textiles (2);  Impresión e industrias conexas (2); Industria química (2); y Fabricación de muebles, colchones y persianas (2). Con esto podemos ver claramente que de 21 ramas de actividad manufacturera, hay 10 que ya están en recesión técnica.

A manera de conclusión podemos señalar que los datos del PIB al segundo trimestre de 2019 confirman lo que habíamos venido advirtiendo desde este espacio, y es que si bien la economía mexicana no está aun en recesión, si hay varias actividades industriales (minería y construcción) y varias ramas manufactureras que si lo están. Vemos que las actividades terciarias tuvieron una considerable desaceleración de un crecimiento anualizado de 1.8% en el primer trimestre a uno de 0% en el segundo. Es así que es casi seguro que en las próximas semanas veremos más ajustes a la baja en la estimación de crecimiento del PIB para 2019 y 2020. En mi opinión creo que cerramos 2019 con una caída de un medio punto porcentual del PIB. Queda claro que no es el peor arranque de un sexenio en materia económica, pero si está muy lejos de lo que nos dijeron que sucedería. El gran reto es encontrar la manera de revertir esta situación y que el 2020 sea mejor.

Alejandro Gómez Tamez*

Director General GAEAP

alejandro@gaeap.com

En Twitter: @alejandrogomezt

Anuncios